Translate to

Buscar

6 de noviembre de 2010

Un año después

HACE COMO un año empecé a aprender Drupal, animado por las cosas buenas que escuchaba de él. Como que fue elegido para el portal de la Casa Blanca. Luego me enteré que además era usado por El Comercio, los Grammys, MTV, y en los portales de muchos artistas famosos.

Inspirado por esos ejemplos, empecé consultando algunos libros y tratando de hacer sites.

Tal vez soy un poco cabeza dura. Tal vez me cuesta algunas cosas más que a la mayoría. Recuerdo que tarde meses en comprender MVC. Ya va siendo un año y recién empiezo a sentir atisbos de comprensión en Drupal.

No es que no pueda hacer cosas con él. Puedo usarlo, configurarlo, definir tipos, hacer vistas, programar módulos, personalizar plantillas... pero el hecho de poder hacer algo no es lo mismo que comprenderlo.

Me gusta Drupal. Es realmente muy interesante. Cuando trabajo con él, me siento asombrado de la comodidad con que permite hacer algunas cosas que normalmente son complicadas, como la administración del sitio y la colaboración entre componentes. Pero también me siento frustrado por la dificultad que aparece para otras cosas que normalmente son sencillas, como la generación de html, el manejo de formularios, la aplicación de javascript.

Quizás me falte conectarme más con la comunidad, con otras personas que también se enfrenten al reto de aprender Drupal, para que el camino sea más llevadero. Quizás sea simplemente una fase y luego todo me parezca más claro. Mientras tanto, entiendo que tengo que leer mucho, bucear en la documentación para resolver los casos que quiero (sería genial una que hubiera una biblioteca de casos fácil de consultar), experimentar. Aceptar que hay cosas que tengo que volver a aprender, a la manera Drupal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Más artículos